Médicos excelentes, programas de atención médica integrales, servicios centrados en el paciente y sistemas en continua mejora pueden transformar las comunidades. Nuestro complejo sistema médico consta de sofisticados procesos que crean barreras de entrada involuntarias.  Cualquier barrera de entrada equivale a una falta de acceso. La falta de acceso es una de las principales causas de los resultados de salud deficientes. 

El acceso a la atención médica significa tener “el uso oportuno de los servicios médicos personales para lograr los mejores resultados de salud”.

El acceso a la atención médica consta de cuatro componentes:

  • Acceso a la cobertura: facilita el ingreso al sistema de atención médica. El seguro es un proceso de ingreso para recibir atención.  No estar asegurado requiere una tramitación alternativa,  la cual provoca retrasos.  Estos retrasos en la atención agravan el estado de salud. Un estado de salud más deteriorado representa un mayor costo en la atención médica.
  • Acceso a los servicios: pretende que cada persona tenga un acceso adecuado a los servicios preventivos prestados por una fuente de atención preferente y de confianza. Los adultos y los niños que no reciben servicios preventivos dentro de los itinerarios recomendados experimentan una salud deficiente, lo cual genera un mayor gasto de atención médica.
  • Acceso oportuno: es la capacidad de recibir atención cuando se reconoce la necesidad.
  • Acceso al capital humano: garantiza proveedores capaces, cualificados y culturalmente competentes.

(Fuente: Agencia de Investigación y Calidad Médica)

Las solicitudes de proyectos comunitarios en esta categoría deben ofrecer estrategias tales como abordar los problemas de acceso en las comunidades seleccionadas.

Ejemplos de actividades:
  • Ampliar los servicios de telesalud
  • Contratar/desplegar Trabajadores de Salud Comunitarios (Community Health Workers, CHW)
  • Ayuda para conseguir la cobertura de un seguro médico