Ya sean problemas de transporte, necesidades de traducción e interpretación o falta de seguro médico, es necesario abordar las barreras a la atención médica y transformarlas de forma equitativa. 

Las barreras estructurales y sistémicas son obstáculos que afectan colectivamente a un grupo de forma desproporcionada y perpetúan o mantienen diferencias marcadas en los resultados. Las barreras estructurales pueden ser políticas, prácticas y otras normas que privilegian a un grupo favorecido y perjudican sistemáticamente a un grupo marginado.
(Fuente: Instituto Urbano)

Las solicitudes de proyectos comunitarios en esta categoría deben ofrecer estrategias como la lucha contra las barreras estructurales y sistémicas a la satisfacción de las necesidades básicas, especialmente en la atención médica, como el idioma y la comunicación, el transporte, los ingresos, la falta de proveedores de atención, la falta de seguro, el racismo, el sexismo, etc.

Ejemplos de actividades:
  • Educar a los proveedores sobre las barreras sistémicas, como el racismo, el sexismo, etc., a través de la formación en competencia cultural
  • Proporcionar servicios de telesalud a los pacientes/clientes que no tienen acceso al transporte para ir y venir a las citas
  • Proporcionar cupones y pases de transporte
  • Contratar a trabajadores de salud comunitarios para que se ocupen de los factores sociales determinantes de la salud y faciliten remisiones a los recursos de la comunidad